El Cáncer de mama: mitos y creencias

Cáncer de mamaEn las últimas semanas han aparecido bastantes artículos, no sólo en España, cuestionando los metodos convencionales de prevención y tratamiento en el cáncer de mama, y ya puestos, en la mayoría de cánceres.

El tema nos afecta a todas y a todos y ya está bien que los «intereses y creencias» oficiales condenen otras alternativas, no ofrezcan toda la información que ya desde hace décadas se puede encontrar y sin rebuscar demasiado e impidan que muchas vidas puedan salvarse o no sufrir el calvario de la radio y quimio.

El último número de la revista Discovey DSalud, nº. 168, ofrece un interesante artículo «Dura crítica al tratamiento oficial del cáncer de mama» y la web Natural Health News & Scientific Discoveries publicaba el 16 de febrero el artículo «Mammograms are more harmful than you think» (Las mamografías son más dañinas de lo que se cree)

Es muy bueno el editorial de este número de la revista Discovey DSalud:«¿Cuántas personas mueren de cáncer y cuántas de los tratamientos para el cáncer?».  A continuación destaco algunos extractos del editorial:

Como bien saben nuestros lectores habituales en Discovery DSalud llevamos más de una década denunciando que los tratamientos convencionales para el cáncer que contra viento y marea defienden los oncólogos y las autoridades sanitarias – cirugía, quimioterapia y radioterapia – no sólo no se justifican en el 99% de los casos sino que son muy peligrosos.  De hecho no está constatado que curen el cáncer y sí que en muchos casos lo provocan.  Al punto de que debería investigarse con seriedad cuántas de las personas que oficialmente han muerto de cáncer en realidad murieron A CAUSA DE LOS TRATAMIENTOS PARA EL CÁNCER.  Algo que las autoridades y los oncólogos ocultan.

Recordemos que en mayo de 2013 el diputado conservador británico Maurice Saatchi presentó ante la Cámara de los Lores la siguiente pregunta dirigida al Gobierno: “De las muertes registradas como consecuencia del cáncer, ¿en qué proporción la causa real fue el tratamiento para el cáncer?”…. (y) en su turno de réplica, alegó: “La clave de la cuestión es que no hay respuesta a la misma.  Pero desde que presenté la pregunta he recibido del seno de la profesión médica una estimación según la cual se calcula que el año pasado murieron en Gran Bretaña 15.000 personas a consecuencia del tratamiento para el cáncer y no a causa del cáncer.  No sabemos pues si como resultado del tratamiento muere el 1% o el 100% de los pacientes.  Sí sabemos en cambio que los medicamentos para el cáncer causan tales daños en el sistema inmune que el enfermo es incapaz de resistir infecciones mortales como el MRSA, la E. coli o una septicemia.

Hoy, apenas unos meses después, dos oncólogos de la canadiense Universidad McMaster de Hamilton especializados en el tratamiento del cáncer de mama con radioterapia, Colin B Seymour y Carmel Mothersill, acaban de publicar un esclarecedor artículo en el que plantean directamente que todo lo que cree saberse sobre cáncer debería revisarse en profundidad añadiendo que a su juicio las agresivas terapias oncológicas no se justifican en muchos casos – incluida la Radioterapia de la que son expertos – a la vez que denuncian que se está sometiendo innecesariamente a muchas personas a radiaciones de carácter “preventivo” – mamografías, radiografías y TACs – sin que se esté valorando adecuadamente su peligro ya que son cancerígenas.  Y lo más contundente:  ellos mismos aseguran que muchas de las muertes que se achacan al cáncer se deben en realidad ¡a los tratamientos para el cáncer!  Añadiendo con tanta honestidad como sorna sobre la Oncología: “El dogma imperante es tan fuerte y las pasiones se despiertan con tanta facilidad que va a ser difícil distinguir entre lo que se sabe y lo que se cree saber”.

El artículo «Dura crítica al tratamiento oficial del cáncer de mama» se centra en el artículo publicado por los dos oncólogos canadienses, Colin B Seymour y Carmel Mothersill, «Breast cancer causes and treatment: where are we going wrong?» (Causas y tratamiento del cáncer de mama: ¿en qué nos estamos equivocando?).  Estos afirman que,

«En cierto modo curar el cáncer se ha convertido en una cruzada, en una batalla de fe y no de ciencia.  Se ha convertido en una batalla para intentar destruir el tumor sin matar a la vez al paciente sin siquiera plantearse si se trata de la mejor estrategia terapéutica.  Porque igual el paciente puede sobrevivir con el tumor de la misma manera que sobrevive con la flora intestinal.»

«La industria del cáncer es un negocio de miles de millones de dólares en el que las empresas se comprometen a generar ganancias para sus accionistas.»

«La idea de que la única manera de erradicar hasta la última célula madre tumoral o clonogen es con una terapia agresiva debe revisarse.  El tratamiento del cáncer debería tener un enfoque terapéutico más integral que trabaje sobre el cuerpo pero siendo consciente de los principios biológicos de la evolución y la adaptación.»

En el artículo «Mammograms are more harmful than you think» se indica que en un estudio publicado en Journal of Clinical Oncology en julio 2006, con 1.600 mujeres europeas, aparecía que las mujeres que se habían hecho al menos una mamografía tenían un 54% mayor de riesgo de desarrollar un cáncer de mama en comparación a las mujeres que nunca se la habían hecho.

Y ante la pregunta de por qué la mamografía sigue siendo uno de los principales métodos de revisión utilizados, el Dr. Blaylock, oncólogo, dice lo siguiente,

«Hay evidencias que las mamografías no son en realidad métodos de diagnóstico y que sí pueden inducir el cáncer de mama, sobre todo en mujeres muy sensibles.  Pero se está ganando tanto dinero y tanto dinero se ha invertido en estas unidades en los hospitales que nadie quiere admitir la verdad».»

Y el artículo «Thermograms – a safe, accurate and reliable alternative to mammograms» (Termogramas – una alternativa a las mamografías segura, exacta y confiable), describe las ventajas del Termograma: no hay radiación, no se someten las mamas a esa presión enorme, puede detectar antes de que el tumor comience a crecer y no le afecta la densidad del tejido mamario.  El Dr. Blaylock afirma que,

«Los Termogramas son también buenos porque se sabe que los tumores son calientes y las lesiones benignas tienden a estar frías»

Y para los que nieguen o duden de faltas de alternativas a los métodos convencionales ante el cáncer de mama u otro cáncer, invito a que lean el largo listado que hay en el siguiente link – que claro, no mueven tanto dinero:

Cáncer: qué es, qué lo causa y cómo tratarlo

2 Responses to El Cáncer de mama: mitos y creencias

  1. Eva 22/02/2014 at 02:03 #

    Magnífico aporte, confirma mi teoría de que tanta presión de los centro médicos por hacer mamografias y repetirlas a la mínima sobre todo es por ingresos, así como por un simple nódulo querer pincharlo cuando el mismo radiólogo ya me confirma que no es nada y sólo es por eliminarlo ,cuando al final reconoce que se puede volver a reproducir…

  2. Mª Antonia Crevillén 22/02/2014 at 17:12 #

    Gracias Eva por tu aportación. Necesitamos tener más información de lo que la «oficialidad» nos está ofreciendo, y mucha de esta información viene de profesionales que se plantean otras posibilidades menos intervencionistas.

Deja un comentario

2 + diez =

Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On YoutubeVisit Us On Linkedin