SQM, los Tóxicos con los que convivimos

Ambientadores eléctricosHace unos años tenía un cliente de reflexología de 74 años que tenía EPOC y tras unos dos meses de sesiones donde se iba encontrando mejor globalmente, su resistencia iba en aumento y podía andar mayores distancias sin cansarse; una semana lo encontré más cansado y su aspecto había cambiado.  Me dijo que su hija y los nietos le habían visitado durante el fin de semana y desde entonces había notado que iba hacia atrás, no lo entendía porque la visita había sido muy agradable y no había hecho nada para cansarse.

Durante varias semanas el cansancio iba en aumento, estaba asustado y ya había solicitado cita con el neumólogo.  Notaba cierta mejoría el día de la reflexología pero duraba poco, hasta que por fin un día me dijo todo triunfante, «ya sé lo que por poco me mata, todos los ambientadores eléctricos que mi hija colocó cuando estuvo aquí, me llenó toda la casa, en la cocina, en el baño, en el salón, ¡hasta al lado de mi cama!»

Por casualidad había leído un artículo en el periódico que mencionaba que los ambientadores, sobre todo los eléctricos, podían afectar a las personas con problemas respiratorios.  Se dió cuenta que estaba rodeado de ellos, los quitó todos y ese mismo día comenzó a sentirse mejor.

¿Somos conscientes de la cantidad de tóxicos «inofensivos» con los que convivimos diariamente?

La Dra. Pilar Muñoz-Calero, pediatra, estomatóloga, especialista en Medicina Ambiental y directora de la Fundación Alborada; se hizo consciente hace 15 años cuando se le diagnosticó Sensibilidad Química Múltiple, SQM.

Se considera la SQM o Síndrome de Intolerancia Química Múltiple una «enfermedad del siglo XX» o «enfermedad ambiental», donde se va perdiendo la tolerancia a las innumerables sustancias tóxicas que están presentes en el ambiente, en los alimentos, los medicamentos, y en productos cotidianos como cremas, desodorantes, jabones, cosméticos, productos de limpieza del hogar, pinturas, ropa, etc.

Dra. Pilar Muñoz-CaleroEn una magnífica entrevista con la Dra. Pilar Muñoz-Calero, «Nos hemos adaptado a lo tóxico.  Aviso a la sociedad» (ver AQUÍ), se señala que la SQM no es una enfermedad rara ya que puede afectar hasta un 15% de la población, y que a los tóxicos ya se les conoce como el décimo paradigma médico, siendo una de las principales causas de la mayoría de enfermedades actuales.

La Dra. Muñoz-Calero destaca que las personas afectadas por la SQM son «los centinelas de la vida«, al igual que los pájaros que utilizan los mineros en las minas para indicar donde es peligroso estar.  La SQM es una llamada de atención.

“Para mí fue una sorpresa, porque yo tenía muy claro lo que aparentemente parecía ser tóxico: el tabaco, el humo de los coches. Pero jamás podía imaginarme que algo tan normal como una colonia que yo usaba todos los días me pudiera estar haciendo daño”.

 “Me di cuenta de que no era tanto una enfermedad como una hipersensibilidad. Para mí se abrió una nueva dimensión en mi forma de ver el cuerpo, la vida y nuestra relación con la naturaleza”.

 “Nos hemos adaptado a un montón de sustancias que son muy dañinas para todo el mundo en diferentes niveles y grados.»

Hay una web muy interesante y con bastante información sobre el tema de los tóxicos en el hogar, qué son, cómo prevenirlos, alternativas a los productos industriales, etc.:  Hogar sin tóxicos

Se señala que hay centenares de estudios científicos que muestran que la exposición a sustancias que contaminan nuestros hogares incrementa el riesgo de padecer cáncer, neurotoxicidad, problemas inmunológicos, problemas reproductivos, etc.

Estamos rodeados de un auténtico cóctel de sustancias nocivas, y muchas de ellas pueden pasar fácilmente a nuestros cuerpos, sobre todo en el caso de los niños.

Los efectos sobre la salud de estas sustancias dependen de la vía de entrada (por vía respiratoria, digestiva o dérmica), del tiempo y del número de exposiciones, y de la sensibilidad de las personas a esas sustancias tóxicas, que a su vez depende de factores como las características genéticas, la edad o el estado de salud.  Los niños, las embarazadas y las personas mayores son especialmente vulnerables.

Es interesante el artículo «Ingredientes Tóxicos en Maquillajes, Cosméticos y Productos de Belleza«, donde se incluye links de alternativas naturales y recetas para hacer tu propia crema facial, hidratante, desodorante.

Como sigamos por el camino del consumismo abusivo y el todo vale para la industria hasta que se haya demostrado lo contrario durante años y años y muchas vidas perdidas en el camino, a nuestros hogares se les puede poner un mensaje como a las cajetillas de tabaco: Cuidado, Puede Matar.

2 Responses to SQM, los Tóxicos con los que convivimos

  1. imma subirats 24/08/2013 at 12:24 #

    Gracias, me ha sido muy util para tener conciencia de estos productos tóxicos en mi casa..¡¡¡¡

  2. Mª Antonia Crevillén 24/08/2013 at 16:21 #

    Gracias a ti por tu comentario, ser conscientes es el primer paso ante esta invasión silenciosa y aparentemente inocua.

Deja un comentario

2 × 5 =

Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On YoutubeVisit Us On Linkedin