Vídeo

NO Somos Víctimas de Nuestros Genes

La Biologia de la Creencia“Los genes no nos limitan, la limitación está en nuestra percepción y nuestras creencias”

Esta es una cita del biólogo celular Bruce Lipton, autor del magnífico libro La Biología de la Creencia: la liberación del poder de la conciencia, la materia y los milagros, publicado en el 2005.

El libro es una joya, claro, didáctico, escrito en un lenguaje sencillo, y donde expone cómo años de investigación le llevaron a cuestionarse el paradigma oficial, el modelo biológico de que somos una maquina bioquímica controlada por nuestros genes.  Comenzaba la Epigenética.

Recientemente he leído una interesante entrevista con el Dr. Lipton en la revista SuperConsciousness, «Genetics, Epigenetics and Destiny» (Genética, Epigenética y Destino), donde expone cómo la Epigenética es un modelo de empoderamiento de la vida y de la creación de nuestro propio destino.

El Dr. Lipton comenzó a trabajar con células madre en los años 60 del siglo pasado, pero como él comenta en el libro, lo popular en esa época era el estudio genético, el proyecto genoma humano.  Se creía que una vez que se conociera éste, el secreto de la vida sería revelado.

Se pensó que deberían haber 150,000 genes, uno para cada proteina conocida, ¡pero sólo se han encontrado 23,000 genes, casi igual que un gusano!

El libro del Dr. Lipton se hizo muy popular cuando se publicó, entre algunos círculos claro, porque a nivel oficial el respetado profesor y científico en las Universidades de Wisconsin y Stanford, pasó a ser estigmatizado y alejado de los círculos oficiales.  Sus teorías eran demasiado heterodoxas para el dogmatismo de la ciencia oficial, además de tocar los bolsillos de las grandes farmacéuticas a las que el modelo genético le iba a ser más rentable.

Se nota que el Dr. Lipton es un enamorado de la célula, y te hace que te enamores tú también.

Se dio cuenta que células madres que comparten el mismo código genético, dependiendo del medio externo en el que se encuentren darán lugar a diferentes tipos de células, por lo que concluyó que es el medio ambiente, el entorno físico y energético, el que controla el destino de la célula.

Es fascinante cómo demuestra que el cerebro de la célula es la membrana celular, no el núcleo – donde está el ADN -, como nos han enseñado y todavía se sigue enseñando.

Además, como menciona en el vídeo, la célula adopta la cooperación para sobrevivir, y un ser humano es una comunidad de 50 trillones de células que cuando viven en armonía hay salud, y si se rompe esa armonía aparecerá la enfermedad.  Pues al igual que las células, el ser humano vive en un cuerpo llamado humanidad, donde puede haber cooperación y armonía o todo lo contrario.  Y así como vivamos externamente vivimos internamente.

Libro: «La Biología de la Creencia» pdf

Incluso la ciencia oficial ya ha aceptado esta nueva disciplina: la Epigenética – lo que está por encima de la genética.

El Dr. Lipton describe bastante claramente en su entrevista «Genética, Epigenética y Destino» la gran diferencia entre el determinismo genetico y la epigenética:

«La diferencia entre los dos es significativa porque esta creencia fundamental llamada determinismo genético significa literalmente que nuestras vidas, definidas como nuestras características físicas, fisiológicas y emocionales, son controladas por nuestro código genético.  Este tipo de sistema de creencias ofrece una imagen de las personas como víctimas: si los genes controlan nuestras funciones vitales, entonces nuestras vidas son controladas por algo fuera de nuestra capacidad para cambiarlas.  Esto lleva a la victimización ya que enfermedades y trastornos que se dan en familias serían propagados a través de los genes asociados.  La evidencia en el laboratorio muestra que esto no es verdad.

Cuando nos creemos que somos víctimas, automáticamente creemos que necesitamos un rescatador, lo que significa que aceptamos que alguien va a venir a salvarnos de nosotros mismos.  Esta es una situación desafortunada en la que la comunidad médica se ha metido.»

«La mente interpreta las señales del medio ambiente en base a las experiencias aprendidas.  Por ejemplo, si cuando niños hemos aprendido que X es peligroso, entonces cada vez que X aparezca en nuestro entorno la interpretación de la mente estimulará el cerebro para que libere neurotransmisores que controlen el comportamiento de la célula y la actividad de los genes para que coordinen una respuesta de protección.»

«Cuanto más consciente sea la gente y mayor conocimiento tenga que ellos tienen el poder de ser los últimos responsables de sus vidas, más fácil será para todos darnos cuenta de esto.  Como sugiere la teoría de los campos mórficos del biólogo Rupert Sheldrake, cuanto más esta información esté disponible a todos, cuanto más se repita, más rápidamente será aceptada.»

Se puede leer la entrevista completa AQUÍ

Es muy sugerente el título del último libro de Bruce Lipton: The Honeymoon Effect: the science of creating heaven on earth (El Efecto Luna de Miel: la ciencia de crear un paraíso en la tierra).

Mucho más hermoso creer que podemos disfrutar del paraíso aquí en la tierra que la vieja creencia de que el paraíso sólo puede ser alcanzado por algunos y en el más allá.

, , , , ,

No comments yet.

Deja un comentario

5 × 3 =

Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On YoutubeVisit Us On Linkedin