Los Bebés Tomatis crecen

Bebés Tomatis - Amaya«Bebés Tomatis» es un término que se acuñó en un hospital de Vesoul, Francia, donde el Dr. Klopfenstein ofrecía a las mujeres embarazadas la posibilidad de seguir las sesiones de escucha Tomatis como preparación al parto.

El Dr. Alfred Tomatis dice en su libro “9 meses en el paraíso”,

«Hoy en día hay miles de niños cuya madre siguió una preparación con Oído Electrónico durante el embarazo.

Por lo general, no solemos tener noticias de los bebés que han sido estimulados durante su vida uterina.  Sus madres nos mandan una cartita para decirnos que todo ha ido bien… y la vida sigue su curso. ¿Qué sucede con ellos más tarde? Cuando tenemos la suerte de poder seguirles la pista constatamos que realmente, los “bebés Tomatis” no son como los otros niños.»

Pues he podido seguir la pista a uno de estos bebés Tomatis, Amaya, ahora con 6 años, y he entrevistado a su madre para ver cómo ha sido su desarrollo, cómo es Amaya.

En el libro “9 meses en el paraíso” se señala que,

«Los “bebés Tomatis”… nacen más fácilmente. Lloran menos y demuestran tener capacidades sorprendentes. Se les ve alegres, activos y con muchas ganas de vivir. En cuanto a las madres, han vivido un parto liberador – con una clara disminución del tiempo y del nivel de angustia.»

El artículo “Bebés Tomatis”, Estudio en Hospital de Vesoul de Preparación al Parto con Oído Electrónico, recoge los detalles del estudio de Vesoul y qué efectos se observaron en las madres durante el embarazo y parto.

En el libro del Dr. Tomatis se cuenta un experimento que se llevó a cabo y que destaca características de los Bebés Tomatis, además de otras observaciones de estos niños:

Una comadrona de Vesoul – Marie Ouvrard – propone una iniciación a la natación para los más pequeños en la piscina municipal. Ésta se realiza en el marco de un experimento muy conocido, el de los “bebés nadadores”, que refuerza el dominio del desarrollo psicomotor.  Entre los niños que asisten a esas sesiones, algunos se han beneficiado de una estimulación auditiva “in utero”…

“Los bebés Tomatis – dice Marie Ouvrard – no tienen ninguna dificultad a la hora de echarse para atrás. No les molesta que el agua penetre en sus oídos.  Se estiran, alargan su cuerpo cuatro centímetros por lo menos. ¡Casi se les podrían hacer flotar! Los otros niños intentan volver a la posición vertical.”

(…) A los 7 meses, la técnica consiste en intentar que los niños tomen consciencia de la fuerza que tienen en las piernas. Los monitores los colocan en el agua en posición vertical y los sostienen poniendo las manos bajo las plantas de sus pies.

“Nos ha sorprendido la fuerza de los bebés Tomatis, – dice Marie Ouvrard -. Parece como si ya quisieran saltar. Sus compañeros no se apoyan con tanta fuerza y no tienen ese impulso.”

(…) El personal que les rodea define a los bebés Tomatis en estos términos: “Son muy pillines”, “siempre se rien”, “alborotan mucho”, “son muy observadores”… Esos niños son tan espabilados, que desde los 8 meses organizan ellos mismos sus juegos acuáticos, mientras que a los otros todavía hay que ayudarles.
Uno o dos años más tarde, las madres se sorprenden de la precocidad y la madurez de esos niños.  Suelen andar antes de los 11 meses y muy pronto manifiestan el deseo de tenerse en pie (desde los 8 ó 9 meses).  Una madre declara: “Con 6 meses, tiene tanta fuerza en las piernas que llega a levantarse e incluso parece que quiere saltar”. Otras explican a Marie Ouvrard: “No, no ha andado a gatas, se desplazaba sentado con una pierna bajo las nalgas y empujaba con la otra. En cuanto llegaba a un mueble, se ponía de pie. ¡A los 9 meses! Atraídos por la verticalidad, los bebés Tomatis también utilizan muy temprano un lenguaje elaborado.

Y ahora, ¿qué tal ha ido la bebé Tomatis Amaya?

En el libro “9 meses en el paraíso” se describe el efecto de la sesiones de Escucha Tomatis durante el embarazo y el parto. Nos dice que éste se lleva mejor en general, reduciendo miedos, ansiedades, cansancio; aporta más energía mental y corporal; permite una mayor y mejor comunicación con el feto; y el parto es más rápido.   ¿Cómo fue tu experiencia durante el embarazo y el parto de Amaya?

El embarazo en general se desarrolló muy tranquilo, la niña era y es bastante inquieta pero todo fue sin ningún problema físico añadido. En cuanto al parto, en principio se adelantó 12 días y fue muy rápido, ni siquiera dió tiempo a entrar a la sala de paritorio, ni a monitorizarme, en apenas 15 minutos ya tenía a Amaya mirándome, con los ojos muy abiertos como si quisiera saberlo todo ya. Tengo un recuerdo muy bonito del parto.

(Se puede leer el testimonio de Maribel durante su tiempo haciendo las sesiones de Escucha Tomatis AQUÍ)

¿Cómo fue el desarrollo de Amaya durante su primer año de vida?

En el primer año de vida, Amaya siguió con sus ganas y prisas por aprender, muy independiente en sus movimientos.

Quiso aprender a andar sin gatear, recuerdo que sobre los cinco meses se arrastraba por todo el suelo con una pierna doblada hasta llegar a algún mueble que le sirviera para intentar ponerse de pie. Comenzó sus primeros pasos sobre los diez meses.

También recuerdo que desarrolló muy rápidamente el movimiento de pinza con los dedos de las manos, al contrario de su hermano que con dos años hacía ejercicios específicos para conseguir hacer esa pinza. Para Amaya fue como si ese movimiento lo llevase innato. Siempre quiso ir por delante de todo, así que a veces tengo que intentar convencerla de que se llega a conseguir todo pero siempre paso a paso. Sin prisas….. todo llega

¿Cómo aceptó Amaya la escuela?

Cuando llegó el momento de ir al cole a los 3 años no tuvo problemas de adaptación, salvo los 2 ó 3 primeros días que cuando tocaba salir al patio ella creía que ya se acababa la jornada y que yo iría a recogerla para volver al día siguiente. Al darse cuenta de que no era así pues lloraba. Pero ya digo, duró 2 ó 3 días, después de eso todo estupendo.

En cuanto a relacionarse con los demás nunca tuvo problemas para ello, incluso tiene especial facilidad para hacer amigos y relacionarse. Es muy extrovertida. Tanto si está con más niños como si está sola, siempre encuentra algo para hacer, jugar, disfrutar, es decir nunca se aburre.

¿Cómo va en el colegio ahora, qué actividades le gustan y cuáles le gustan menos?

Todos los días se levanta con ganas de ir al cole y de «trabajar» como ella lo llama. Desarrolló muy pronto la capacidad de unir letras para formar palabras. No tiene una actividad que le guste menos, disfruta con todas las asignaturas y actividades. Pero sí tiene una predilección por el inglés y creo que por todos los idiomas en general. Tiene muy buena pronunciación para su edad.

Bebé Tomatis Amaya Cada niño y niña son tesoros únicos, con su ritmo y carácter. En líneas generales, ¿qué características ves en Amaya que la diferencia de la mayoría de niñas de su edad?

Amaya destaca sobre todo por su sentido de la responsabilidad y su empatía, meticulosa y perfeccionista para sus trabajos y caligrafía. Es una niña muy activa e ilusionada por todo, colaboradora e imaginativa.

Gracias Maribel y Amaya

Quise tomar algunas fotos de Amaya y le puse los cascos con música de Mozart y rápidamente se metió en la música y se puso a pintar, totalmente concentrada en su dibujo.

Es interesante leer el artículo «El desafío de traer niños felices al mundo» de la Dra. Francisca Paravic del Centro Tomatis Chile, donde aparece el magnífico testimonio de una madre embarazada que realizó el programa de Escucha Tomatis

6 Responses to Los Bebés Tomatis crecen

  1. Laura Doria 25/06/2014 at 08:55 #

    Me parece muy interesante el tema de estimulación Tomatis, creo que son niños mas felices y más inteligentes, enhorabuena por tu trabajo, es excelente. en Canadá se hicieron unos trabajos con la premisa de que todos los niños son genios. Laura. Naturópata.

    • Mª Antonia Crevillén 25/06/2014 at 14:06 #

      Gracias Laura, afortunadamente cada vez hay más trabajos donde se respeta y valora al niño, no se le considera un adulto en miniatura. Un abrazo

  2. Marisa Aranda 25/06/2014 at 17:30 #

    GRACIAS, POR ESTA APORTACIÓN, OJALA Y ESTOS TEMAS FUERAN MÁS PÚBLICOS, PUES MUCHOS PADRES Y NIÑOS SE VERÍAN SUPER BENEFICIADOS.
    FELICIDADES MA. ANTONIA POR TU COLABORACIÓN.

  3. Mª Antonia Crevillen 26/06/2014 at 00:30 #

    Gracias Marisa, comparto tu deseo, que más madres, padres y niños se beneficiaran. Un abrazo

  4. Carmen Díaz 30/06/2014 at 12:48 #

    La estimulación Tomatis es fantástica, la hemos disfrutado mis hijos y yo con muy buenos resultados.

    Me gustaría hacer una puntualización sobre un tema que sale en el artículo: el hecho de que algunos niños repten o gateen de una forma asimétrica, con una pierna estirada o con una pierna debajo del culete, e intenten caminar precozmente.
    Es bastante frecuente que, en sus primeros intentos de reptado por el suelo, el bebé utilice de forma asimétrica sus extremidades (por lo general una de las piernas), pero si pasados unos días o semanas, no consigue incorporar sus extremidades de forma simétrica debemos ayudarle con la pierna que no incorpora al movimiento.
    En muchos casos estas asimetrías se deben a bloqueos osteopáticos, así que una visita a un osteópata infantil puede ayudar a resolver la asimetría.

    La incorporación de todo el cuerpo, de forma simétrica, es importantísima para una correcta organización del esquema corporal y la posterior definición lateral del niño.
    Es fundamental que el bebé esté la mayor parte del tiempo en el suelo, para que pueda desarrollar todos los movimientos de la etapa de suelo: rodar, reptar, gatear.
    Estos movimientos son muy importantes para su desarrollo físico, emocional y cognitivo, pues son básicos para el desarrollo de las capas mas profundas del cerebro.
    Así que debemos estimular a nuestro bebé para que experimente plenamente la etapa de suelo, podemos hacer «carreras» gateando con él por el pasillo, o colocar almohadas en el suelo para que tenga que trepar sobre ellas o sortearlas. … y no animarle o facilitarle que se ponga de pie antes de tiempo… va a tener toda la vida por delante para caminar, así que no hay ninguna prisa.

    Por lo general los niños que gatean muy bien no tienen demasiada prisa en caminar y cuando empiezan a andar lo hacen con mucha mas seguridad que los que no han gateado, sin apenas caídas o tropezones.

    Un abrazo,
    Carmen Díaz

  5. Mª Antonia Crevillen 30/06/2014 at 14:23 #

    Muchísimas gracias Carmen por esta valiosa información. Muy importante destacar la importancia del gateo, Un abrazo

Deja un comentario

1 × 5 =

Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On YoutubeVisit Us On Linkedin