Cómo depurar tu organismo de una forma sencilla – Baños Derivativos

¿Te gustaría que de forma sencilla y gratuita pudieras ayudar a tu organismo a eliminar residuos, a depurarlo, y a funcionar mucho mejor a todos los niveles?

Pues la historia de Louis Kühne, a finales del s. XIX, es un claro ejemplo que se puede hacer, y que en su caso lo salvó de morir de una grave enfermedad.

Louis Kühne, médico naturista, fue diagnosticado a los 25 años de una grave enfermedad pulmonar.  Le daban poco tiempo de vida, así que se fue al campo con su perrita a pasar ese poco tiempo de vida que le habían pronosticado.

La perrita se fracturó una pata, se la entablillaron. Durante varios días la perra no quería comer y Kühne observó que la perrita se lamía su pata y su sexo continuamente.  A los 8 días la perrita se curó.

En un agravamiento de su enfermedad pulmonar, con fiebres muy altas, dificultad respiratoria y fuertes dolores de cabeza, a Kühne se le ocurrió imitar a la perrita, así que mojó su sexo con agua fría durante varios minutos varias veces al día.  Notó como su fiebre iba bajando, los dolores de cabeza desaparecieron y su estado general comenzó a mejorar día a día, hasta que logró curarse por completo.

Tras este descubrimiento en carne propia, escribió varios libros, que se tradujeron a más de 30 idiomas.

Louis Kühne falleció a los 80 años, cuando a los 25 años no le daban más que meses de vida.

Este descubrimiento se ha dado a conocer como Baños Derivativos.

¿En qué consisten los Baños Derivativos?

Básicamente consiste en refrescar con agua fría o una compresa fría la zona inguinal durante un cierto tiempo, que permite expulsar del cuerpo residuos y excesos responsables de muchas patologías, depura tu organismo.

El artículo «Hidroterapia: Los Baños Derivativos», expone que,

Todos tenemos en el cuerpo lo que denominaremos «sobrecargas», excesos, elementos que no debería estar ahí. Son principalmente alimentos que ingerimos en exceso y que se depositan en forma de grasa, los humos y gases de las fábricas, de los coches, del humo del tabaco, de aerosoles, de desodorantes, de productos domésticos, lacas, pesticidas… difícil evitar inhalarlos. Todo eso se deposita en el cuerpo, no sabemos exactamente dónde ni por cuánto tiempo, ni sabemos qué daños nos pueden producir esos depósitos inútiles.

Precisamente se llaman Baños Derivativos porque hacen derivar, viajar las sustancias, las grasas, las materias, que tenemos de más en el cuerpo; aquellas que no se transforman en músculos, sangre o huesos, para ser eliminadas lentamente por el intestino, para ser evacuadas del organismo.

Según Kuhne, funcionaría de la siguiente manera: el calor de la persona – por el movimiento, la digestión, el estrés -; empujaría las grasas depositadas y las toxinas generadas desde el estómago y el intestino a la periferia del cuerpo donde no pueden ser eliminadas. A través del proceso de los baños derivativos (choque térmico) se crea un movimiento de la faja (el tejido conectivo que cubre todos los organos internos) que aceleraría la eliminación de toxinas y de grasas.

Beneficios de los Baños Derivativos:

Los beneficios de una buena dexintosicación del cuerpo son imnumerables, a nivel físico y psicológico. Tanto los perceptibles a nivel externo – estado de la piel, del pelo -, como a nivel interno – un mejor funcionamiento de los órganos del cuerpo -, y por lo tanto habrá más energía vital.

Aquí algunos de los beneficios que se destacan:

  • Reactiva la circulación y favorece la limpieza interna
  • Restablece las capacidades del organismo de eliminar cualquier residuo
  • Aliado contra la celulitis y las inflamaciones
  • Ayuda en los procesos de artritis y artrosis
  • Regula la menstruación y elimina los trastornos de la menopausia
  • Mejor resistencia a las variaciones de temperatura
  • Mayor energía
  • Sueño más profundo y restaurador
  • Reafirma los músculos y elimina la prominencia del estómago
  • Durante el embarazo, ayuda en el estreñimiento, manchas, insomnio, incontinencia, miedos; además de hacer el líquido amniótico más limpio.
  • Facilita el parto, sobre todo si se hacen en los tres últimos meses, porque fortalecen los músculos que trabajan en el parto.

«Lo hice unos dos meses durante el verano, no fui muy constante, pero noté sus efectos.

Lo hacía con agua fría en la bañera frotándome o utilizando la bolsa de gel frío en las ingles.  Por un lado, lo que sentí fue que los días de mucho calor, se reducía bastante la sensación de calor corporal.  Por otro lado, yo tengo una enfermedad autoinmune, lupus, y para mi es fácil que mis ganglios se inflen, el problema lo tengo principalmente en la piel.

Sentí que esta zona de ganglios donde a veces me salen granos, abscesos, se redujo bastante. No los tenía muy inflamados que en verano es bastante propicio. A nivel inflamatorio también sentí bastante alivio.  Y luego, una sensación agradable de sentirme con más energía, menos pesada, una energía más liviana.

La sensación de fresco perduraba incluso cuando ya me quitaba la compresa. Aparte de una energía mucho más liviana, más ligera, sentía menos calor bastante tiempo después, me regulaba la temperatura corporal.

Fue una buena experiencia, lo voy a seguir haciendo.», Carmen

Yo lo que más noto es un subidón de energía, de estar agotada física y mentalmente e ir notando como revivo, como a la plantita seca que le echas agua.  Además, con los calores del verano es una pasada, baja ese exceso de calor.

Cómo se realizan los Baños Derivativos

Se puede realizar en un bidet o bañera e ir empapando la zona genital con agua fría, cubriendo bien los pliegues de las ingles. Se aconseja unos 10 minutos.

También se puede utilizar una bolsa de gel de las que se enfrían en el congelador, y envolverla en una toallita para que la bolsa no de directamente a la piel. Quedaría a modo de compresa. Se aconseja llevarla una hora.  Se aconseja caminar o moverse para esa fricción en las ingles.  Si la compresa se va calentando, mejor irla cambiando.

Es muy importante que el resto del cuerpo esté caliente, si suda mejor.  No realizar tras las comidas, esperar como mínimo hora y media.

Se puede realizar en niños y bebés, pero sólo unos minutos.

Se aconseja no realizar los tres primeros días de la menstruación.

Es totalmente compatible con tratamientos médicos o naturales.

Es normal que al principio pueda haber ciertas reacciones del cuerpo, no te preocupes, esta pasa en unos días. Por ejemplo, puedes notar cansancio, granitos, leve dolor de cabeza, vientre hinchado. Se aconseja seguir realizándolos cada día, y cuando ya te sientas bien a nivel general, puedes ir espaciándolos.

Difusión

Unos cien años después del fallecimiento de Kühne, la escritora francesa France Guillain, tras años de práctica con ella misma y con sus hijos con muy buenos resultados – sus hijos nunca enfermaron -; rescata esta terapia y la publica en uno de sus libros que se ha traducido a casi todos los idiomas.

Ella misma afirma que a su edad, unos 70 años, aún conserva su cabello oscuro y goza de una excelente salud que atribuye en una gran parte a los baños derivativos.

Pues bien, esta es mi contribución a la difusión de esta simple terapia que ofrece tantísimos beneficios, y además es gratuita.

Otra prueba de que el cuerpo tiene los mecanismos necesarios para su propia autorregulación.

 

Fuentes:

Terapias curiosas y otras cosas

Idearium 

, , ,

2 Responses to Cómo depurar tu organismo de una forma sencilla – Baños Derivativos

  1. Marisa Aranda 14/04/2022 at 18:02 #

    Como siempre muy interesante, y hace algún tiempo escuché algo relacionado pero solo era para quitar el catarro. Gracias por compartir y claro que lo retomare.

    • Mª Antonia Crevillen 17/04/2022 at 23:39 #

      Hola Marisa, la verdad es que es increible todos los beneficios que aporta, así que mi intención es tomarlo como un hábito para no olvidarme. Muchas gracias.

Deja una respuesta

veinte + diecisiete =

A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On YoutubeVisit Us On Linkedin