Las Campanas, ¿para quién tocan?

Campanas - Munch¿Considerarías el sonido de las campanas como contaminación acústica?

Desde hace años la persona que tocaba las campanas ha ido siendo sustituída por programas informáticos, y para muchas iglesias esto ha significado, pues que vivan las campanadas.

Además de las típicas ocasiones para el toque de campanas: misas, bodas, entierros, celebraciones locales; pues se añaden las horas, los cuartos, y como el programa permite subir decibelios, pues lo ponemos fuertecito y llega a más gente.  Todo se programa y así todos tan felices …. ¿O no?

“El exceso de decibelios, de repeticiones y de campanadas nocturnas es una agresión y debe considerarse contaminación acústica.”

Este es uno de los planteamientos de la Plataforma contras las campanas, formada por un grupo de personas que reivindican un control sobre la contaminación acústica y las molestias que producen las campanas de las iglesias.

Vivimos en una sociedad donde las contaminaciones las tenemos de todo tipo y tamaño, y la contaminación acústica es una de ellas.  (Ver efectos sobre la salud AQUÍ)

Pues a pesar de sufrir el efecto de “vivan las campanadas” – vivo cerca de una iglesia – me llamó la atención el nombre de esta plataforma, ¿ir en contra de las campanas?, parece algo irreverente, pero la plataforma aclara su posición:

Queremos dejar claro en primer lugar que no es nuestra intención con estas demandas eliminar totalmente las campanadas, pues respetamos este carácter simbólico y tradicional que pueda tener para el pueblo, pero creemos que los excesos deben regularse tanto en su nivel de sonido como en el número de repeticiones. No se trata pues de ninguna iniciativa anticlerical sino simplemente una cuestión de contaminación acústica.

Contra las CampanasLa web de la plataforma  http://contralascampanas.wix.com/contralascampanas recoge sus reivindicaciones, que me parecen de total sentido común, como por ejemplo: regular el nivel de sonido a los decibelios establecidos por la ley, suprimir las campanadas por la noche, suprimir las repeticiones de las horas.

He hablado con Albert Cebrián, fundador y uno de los portavoces de la Plataforma.

¿Cómo y cuándo comenzó esta plataforma?

La Plataforma comenzó con una protesta particular mía al Ayuntamiento de Arenys de Mar.  En un “dia de furia” redacte un correo de protesta dirigido al alcalde. Pasados unos días, al no recibir respuesta, envié el mismo correo a partidos políticos del municipio, a entidades sociales y a una publicación gratuita. La publicación expuso mi carta en el número de Julio. Y en el número de Agosto un articulista me “invitaba” a irme del pueblo (y en dos cartas de réplica también me decían que me fuera del pueblo). Yo, ante el silencio inicial a mis correos de protesta, ya había montado la Plataforma (Julio de 2012). Empezó como una cuenta abierta en gmail y dándola a conocer por Internet. Seis meses más tarde creábamos la web. Y hace un par de meses que tenemos sitio en Facebook.

El nombre de la plataforma parecería indicar una postura anticlerical, si se va contra las campanas se va contra la iglesia, cuando en realidad se está planteando un tipo de contaminación.  En este aspecto me ha gustado la carta “Argumentos y reflexiones sobre las campanadas” (ver AQUÍ) dentro de la sección quejas de afectados, ¿cómo ha sido la reacción que en general os habéis encontrado?

Plataforma contra las campanasLa reacción general ha sido positiva en cuanto al número de adheridos. La pelota está creciendo a un ritmo frenético, y ya no nos paran. Entre adheridos y entorno de adheridos somos centenares los que formamos la Plataforma.

De momento, los ayuntamientos se desentienden y los arzobispados también. Pero tenemos apoyos de personajes populares y de importantes entidades sociales.   En la web hay un listado de estos apoyos, por ejemplo, ACCA (Associació Catalana Contra la Contaminació Acústica), Juristas contra el ruido, Greenpeace, Lluís Gallardo (Abogado especialista en contaminación acústica), IG STILLER (Asociación Suiza contra el ruido de las campanas).

El daño que la contaminación acústica nos hace a todos es enorme, sobre todo a niños y enfermos; sin embargo, tengo la sensación de que para la mayoría de la gente, sobre todo los que no viven cerca de una iglesia, las campanadas no entrarían dentro de esta contaminación.   ¿Cómo ha sido vuestra experiencia al respecto?

Yo no vivo cerca de una iglesia. De hecho a mi no me afecta directamente. Pero como le dije a un político de un municipio, no es necesario padecerlo para ser consciente de que existe la problemática y luchar por solucionarla.

Sin embargo, la mayoría de adheridos sí sufren la contaminación acústica.  Son muchos los adheridos que están dando pasos firmes para combatir la contaminación acústica de las campanas. Están presentando sus quejas, están encargando sonometrías y, en definitiva, están luchando.

En la web se puede encontrar una breve guía jurídica para actuar contra el ruido de los campanarios.

 POR UN ENTORNO SONORO AMABLE Y SALUDABLE

9 Responses to Las Campanas, ¿para quién tocan?

  1. maria angeles 28/07/2015 at 12:44 #

    Soy una vecina de la localidad de Malagon y tengo el campanario justo encima de mi casa, linda exactamente 3 metros. No se que hacer he estado convaleciente con un cáncer y le he pedido en reiteradas ocasiones al cura y al sacristán que bajaran la intensidad y frecuencia de las campanas. Siendo inútil, estas personas carecen de humanidad. Sobretodo no podía soportar que las campanas tocaran a transito, me parecía que me estaban anunciando mi muerte. Pido ayuda e información para saber que tengo que hacer y por donde empezar en mi cruzada, ahora que mi estado de enfermedad me lo permite.
    Gracias a quien me la pueda aportar

  2. juan 01/08/2015 at 12:45 #

    Hola Soy un vecino de Sant Boi de Llobregat, recientemente se ha construido una nueva iglesia en la ronda de sant Ramon nº 68 muy cerca de mi casa (menos de 50 metros). Al principio no habia campanas y el barrio se alegraba de su construccion. posteriormente pusieron las campana y solo las usaban los domingos para actos religiosos muy poco tiempo y aunque molestaban bastante se podian soportar, poco a poco van ampliando su uso y ahora vienen tocando las horas varias veces al dia, por la mañana, al mediodia, por la tarde (si, a la hora de la siesta) y por la noche, reultando bastante molesto para los que vivimos en las inmediaciones y sotalmente superfluo fuera del area de influencia ya que otras personas no las oyen, por lo que a los unicos que molesta es a la gente que vive proxima a la iglesia. En mi caso llevo mas de 20 años residiendo en este barrio hasta ahora tranquilio y ahora se hace insoportable. Se le han enviado email al cura y de momento no hace caso. En cualquier caso si compras una vivienda al lado de una iglesia sabes lo que hay, pero que ocurre cuando los curas hacen una iglesia al lado de tu casa?. supongo que si son los ultimos en llegar deberian respetar el silencio del barrio y el descanso de los vecinos y no perturbar su tranquilidad. podian inventar una App para el movil y que quien quiera escuche las campanadas a su gusto sin molestar. Quisiera denunciar esta situacion y que alguien se haga cargo de hacerlo llegar a quien corresponda para que cesen en su tortura al vecindario.

    • Mª Antonia Crevillén 02/08/2015 at 20:19 #

      Gracias Juan por contar su experiencia y denunciar esta situación. Quizás tendría más efecto si la cuenta en la Plataforma, en la web y en facebook. Le deseo mucha suerte. Un saludo

    • Juan 04/08/2015 at 14:17 #

      Rectificando el comentario anterior, debo aclarar que la direción de E-mail que consta en distintas paginas web no corresponde con la del sacerdote de dicha parroquia, que por lo tanto es posible que hasta el momento no haga caso, No obstante tambien se han mandado emails al Bisbat de sant Feliu y al rector de dicha parroquia, y una de dos o todos los e-mail son incorrectos o de momento no hacen caso. El email que figura del responsable corresponde al sacerdote de Castelldefels al cual le agradezco su amabilidad y paciencia y le doy las gracias por haberme facilitado el email correcto del Sacerdote de Sant Antoni Maria Claret de Sant Boi de Llobregat en Ronda sant Ramon 68. Ahora se le ha vuelto a enviar otro email a la nueva direccion y lo mismo que con el rector y el bisbat de sant Feliu quedo a la espera de contestación, P.D. Las campanas siguen sonando y causando molestias.

  3. Ana 09/08/2015 at 08:50 #

    Soy partidaria de silenciar las campanas de las iglesias ( menos en los eventos importantes).
    Son inaguantables.
    La gente tiene derecho de dormir, pero eso no es posible ,porque suenan las campanas a las 07:00, 07:30, 08:00 y etc…los sábados y domingos incluidos. No es justo!
    He ido a la iglesia que tengo al lado de la finca , he comentado y no quieren saber nada, encima se enfadan ellos por la queja y no piensan hacer nada al respeto.

  4. Mª Antonia Crevillén 10/08/2015 at 18:36 #

    Es increible la actitud de muchas iglesias, parece que es una blasfemia quejarse del ruido de las campanas. Siento su situación Ana, espero que tenga suerte y reduzcan las campanadas. Un saludo

  5. juan 11/08/2015 at 20:22 #

    Al fin localice el email del cura, le expuse el caso y las molestias que causa y tras varias excusas peregrinas: hago lo que me mandan, yo también las oigo, ya se solucionara, tenemos buena voluntad, etc,etc. Las campànas siguen sonando y molestando. El cura parece no entender muy bien lo que significa respeto a tus semejantes, derecho al descanso y la salud, silencio, por favor , y caridad cristiana, en fin, para tomar nota y acudir a su iglesia a que nos “enseñe”.

  6. Mª Antonia Crevillén 12/08/2015 at 12:58 #

    Amén

  7. Charly 14/02/2016 at 13:19 #

    Dicen que los curas representan a Dios, y que Dios es misericordioso. ¿De verdad unas personas tan insanas que disfrutan molestando a los demás porque, gracias a esta sociedad mayoritariamente retrógrada, paleta e incívica, pueden hacerlo? ¿Lo de tener una mente tan perturbada como para no respetar el descanso de una persona, con cáncer o sin él, es una enfermedad laboral de los curas? En conclusión, menos iglesias y más manicomios.

Agradecería que dejaras tu comentario

Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On YoutubeVisit Us On Linkedin