“Bebés Tomatis”, Estudio en Hospital de Vesoul de Preparación al Parto con Oído Electrónico

Embarazada y Escucha Tomatis

Centro «El Angel»

«No hay nada como poner a la madre y al hijo en la misma onda para ayudar a las mujeres embarazadas a vivir mejor su embarazo.  Gracias a sus “básculas”, el Oído Electrónico libera el paso entre el tímpano y el oído interno: el mensaje no encuentra ningún obstáculo.  La vía está libre.  En ese programa concebido especialmente para las “futuras madres”, difundimos sonidos “sin memoria” – sin contenido ni carga informativa – sonidos “filtrados”, libres, como los que oye el feto.»  Dr. Alfred Tomatis

A finales de los años 80 del siglo XX, el Dr. Klopfenstein,  jefe del servicio de ginecología del “Centre Hospitalier General” de Vesoul, consiguió que la “Direction Regionale d´Aide Sanitaire et Sociale” (DRASS) aprobara la instalación de Oídos Electrónicos en la maternidad y en las salas de parto del hospital y se ofreció este sistema de preparación al parto para las mujeres que lo desearan.

El Dr. Klopfenstein dirigió los estudios para comprobar la eficacia de las sesiones Tomatis en comparación a otros sistemas.

9 Meses en el ParaisoEn el libro «9 meses en el Paraíso» el Dr. Tomatis destaca los efectos en las embarazadas de la estimulación auditiva a través del Oído Electrónico:

Bajo los efectos de esa vigorosa ducha acústica, la capacidad energética se multiplica.  La conciencia aumenta.  Ese aumento de energía ayuda a la mujer a superar el `stress´ habitual unido al embarazo.  Desaparecen sus bloqueos y cada vez está más relajada. 

Al cabo de algunas sesiones, el ritmo cardiaco y la respiración se tranquiliza.  La pared uterina se relaja, proporcionando más espacio al futuro bebé.  La mujer relativiza sus miedos subjetivos para dedicarse a una relación más personal con su hijo. 

Los problemas ligados al embarazo (cansancio, aprensión, angustia, bruscos cambios de humor…) se relativizan.  Se vuelven banales, normales, menores.  Colocada en el mismo universo acústico que su futuro bebé, la mujer ve la vida de color de rosa y descubre el sentido de ese acto fabuloso para el cual se prepara: dar la vida.

Por eso, la cura con Oído Electrónico ofrece a la mujer la posibilidad de vivir su maternidad con una actitud positiva, generosa y que valoriza. 

Así describe el Dr. Tomatis el estudio en el hospital de Vesoul y los «Bebés Tomatis«:

Hoy en día hay miles de niños cuya madre siguió una preparación con Oído Electrónico durante el embarazo. 

En Vesoul, en el este de Francia, un médico – el doctor Klopfenstein – ha puesto en marcha una estructura para acoger a las mujeres embarazadas que desean seguir ese método de preparación al parto…

Los “bebés Tomatis”, como los llaman allí, nacen más fácilmente.  Lloran menos y demuestran tener capacidades sorprendentes.  Se les ve alegres, activos y con muchas ganas de vivir.  En cuanto a las madres, han vivido un parto liberador – con una clara disminución del tiempo y del nivel de angustia.  Inmediatamente recuperan la energía perdida.

El libro incluye el testimonio del Dr. Klopfenstein «En Vesoul nacen niños mediante oído electrónico«.

El primer estudio que se realizó fue con 50 mujeres embarazadas a las que se les dijo que era un método de relajación muy eficaz pero que se ignoraban sus efectos sobre el parto, y todas tenían una «preparación» («Todas ellas se habían interrogado acerca de la relajación «madre/hijo» en el útero, sobre la relación psicológica con el recien nacido, etc.»)

El segundo estudio fue con un grupo de 170 mujeres, de origen rural, sin selección previa: primerizas, multíparas, con cesáreas; y sin «preparación».  Se formaron tres grupos: las que no se preparaban para el parto, las que seguían las técnicas tradicionales (relajación, respiración, piscina…) y las que seguían las sesiones de Oído Electrónico, que se les había dicho que aquel aparato iba a ayudarles a relajarse.  El protocolo estipulaba un estudio comparativo sobre la duración del trabajo, el tipo de parto y el estado del periné.

Lo más destacable en los resultados de ambos estudios fue:

  • Disminución del tiempo del dilatación y de duración del parto
  • Disminución de cesáreas
  • Disminución de episiotomías
  • Disminución de presentaciones pélvicas
  • Disminución notable del nivel de angustia

El Dr. Klopfenstein señala que,

«El método Tomatis disminuye el nivel de angustia.  Es su acción principal sobre la dilatación y la relajación.  La angustia desaparece y puede notarse físicamente.  Las mujeres están distendidas, se sienten bien.  Dan a luz con naturalidad.  La construcción de su mente está completamente transformada ….  Lo que cuenta es el futuro del niño y no la ansiedad que suele provocar la idea del parto. «

«Aparte de los estudios que se han realizado y los que se están llevando a cabo actualmente, constato que «despertamos» muchas cosas en las mujeres.  Gracias a los vibradores, el sonido llega directamente al cerebro y pasa por todo el cortex, inunda toda la zona de audición y, por extensión, toda una serie de enlaces neurológicos.  A veces, desde las primeras sesiones las mujeres cambian de estructura mental y de comportamiento.»

«No existe el método perfecto, cada uno tiene su utilidad.  Pero el Oído electrónico acumula varias ventajas: las mujeres están distendidas, el parto se desarrolla en mejores condiciones y la relación madre/hijo es buena.  ¿Qué más se puede pedir?»

Se puede leer AQUÍ un estudio comparativo de la experiencia de Vesoul y de otro estudio posterior en el hospital Foch de Suresnes, «Estudio de Investigación: Acompañando a mujeres embarazadas»

Como recuerda el Dr. Klopfenstein que le dijo el inspector regional de la DRASS:

«Habría que instalar su método en todas las maternidades»

, , , , , ,

No comments yet.

Deja un comentario

siete − 3 =

Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On YoutubeVisit Us On Linkedin