¿Qué beneficios te ofrecen las terapias reflejas?

Nuestro cuerpo es una especie de holograma donde la información del todo está en cada una de sus partes. Y esto se puede ver claramente en las terapias reflejas, donde todo el cuerpo se refleja en una parte de éste. Las partes más conocidas son los pies y las manos, pero también está el pabellón auricular, el iris, la columna vertebral, etc.

Nuestro cuerpo tiene una gran capacidad regeneradora y autosanadora, sobre todo si no se interfiere demasiado con todo tipo de toxicidades: alimentarias, ambientales, electromagnéticas, sonoras, etc.; incluidas la emocional y mental.

Actuar sobre las correspondencias reflejas es una forma respetuosa de acceder al cuerpo, porque ayudamos en esa capacidad sanadora que el cuerpo ya tiene, sin forzar. El sistema recibe la estimulación con el fin de ayudar a que el cuerpo se autoregule y la inteligencia corporal responde a esa estimulación.

Desde hace más de 25 años trabajo con terapias reflejas en pies y manos, con la Reflexología y el Su Jok.  Son dos formas diferentes de trabajar y con mapas diferentes en pies y manos. No deja de fascinarme cómo el cuerpo responde al trabajo reflejo: se reducen dolores, se equilibra el funcionamiento de los sistemas corporales, la persona se relaja, se centra, duerme mejor, come mejor, hace mejores digestiones, etc, etc.

La Terapia Su Jok se caracteriza por su sencillez y creatividad, y es muy útil en el autotratamiento, sobre todo cuando se trabaja en las manos.

Este verano tuve un pequeño accidente en la playa, una ola me pilló desprevenida, me volteó y terminé golpeándome la cabeza en el fondo. Cuando salí a la superficie me sentía muy aturdida y con un fuerte dolor en la cabeza y en el cuello. Estaba sola. Pude salir a la orilla y sentarme, cerré los ojos – me costaba mantenerlos abiertos – y comencé a masajearme las manos, trabajándome con los mapas del Su Jok todos los puntos que me ayudaran con el dolor y con el shock que había recibido. Creía que me ahogaba.

El dolor fue cediendo poco a poco, mi respiración estaba más tranquila, y pude levantarme pasados unos cincos o diez minutos. Todavía me quedaba algo de mareo pero iba caminando lentamente trabajándome las manos. El mareo fue pasando, el dolor se redujo bastante y ya podía ir moviendo el cuello poco a poco, iba recuperando energía.  Llegué al coche y pude conducir a casa perfectamente.  No obstante seguí trabajándome en las manos durante ese día porque el golpe y el shock habían sido importantes.  ¡Me sentía tan agradecida de poder ayudarme a mi misma en esta situación!

Pues si deseas aprender la Terapia Su Jok, hay un descuento prefestivo del 20% hasta el 15 de diciembre en los cursos online de Técnica Su Jok y Acupuntura Su Jok.  Entra en el siguiente enlace para ver la información de estos descuentos.

Descuentos prefestivos en cursos online

Aquí un sencillo tratamiento con la Técnica Su Jok para alteraciones emocionales, fue uno de los que utilicé y me ayudó bastante:

 

, ,

No comments yet.

Deja una respuesta

12 + 1 =

A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On YoutubeVisit Us On Linkedin