La Pandemia del Miedo

MiedoEl miedo es quizás la emoción más estresante y debilitadora que podamos sentir.   Y la palabra pandemia suele provocar precisamente eso, miedo.  Juntas las dos cosas y tienes una enorme arma para controlar a la población.

Desde la famosa gripe A, para muchos pandemia pronunciada por organismos oficiales tiene un cierto tinte manipulador.

Estamos, según la oficialidad y un gran número de medios de comunicación, a las puertas de una posible pandemia por el ébola.

¿Se repite de nuevo la jugada de hace unos años?

El editorial del último número de la revista Discovery Salud es muy clarito al respecto, «Ebola: una nueva farsa».

Además la revista publica un amplio reportaje sobre posibles tratamientos naturales e inocuos y la callada como respuesta oficial, a pesar de que afirman que están buscando posibles vías de solución, «Las autoridades optan por ignorar posibles tratamientos del virus del ébola»

He aquí algunos extractos del editorial por el Director de la revista, José Antonio Campoy:

   Hay que ser realmente ingenuo para creerse que en Occidente existe peligro real de que la infección por el virus del ébola pueda convertirse en epidemia – no digamos ya en pandemia – dados los escasísimos casos de infección confirmados.

Tal posibilidad la negaron desde el principio todos los expertos independientes aunque la mayoría de los medios de comunicación optaron de nuevo por hacer el juego a quienes desde la Organización Mundial de la Salud (OMS), la FDA y los Centros para el Control y Prevención de las Enfermedades (CDC) de Estados Unidos decidieron crear una psicosis de terror similar a la que en su día generaron con la Encefalopatía espongiforme bovina o “mal de las vacas locas”, la gripe aviar, la gripe porcina y la gripe A.  Aterrorización que en todos esos casos – como en éste – fue solo posible gracias a unos medios de comunicación acríticos y sumisos a las “verdades oficiales”.

Es realmente kafkiano que hayan dedicado tan amplios espacios al ébola cuando aquí en España no hay más que una sola persona infectada y ni un fallecido. ¡Pero si en nuestro país, por poner un ejemplo, la gripe común lleva a la tumba cada año a unas 3.000 personas!

… ahora, de improviso, se nos dice que el ébola está matando a mansalva en Guinea Conakry, Liberia y Sierra Leona cuando según ese documento ¡hasta 2012 la OMS no había registrado ni un solo caso! ¡Sorprendente! Por supuesto, el hecho de que se trate de países subdesarrollados riquísimos en uranio, oro, aluminio, rutilo, hierro, bauxita, diamantes, marfil, coca, caucho, azúcar, café, cacao y otros productos no tiene nada que ver con lo que está sucediendo.

… igualmente es pura casualidad que ya el 4 de agosto la CNN anunciara que se había encontrado un producto para tratar el ébola de efectos casi milagrosos en monos; hablamos del ZMapp elaborado por Mapp Biopharmaceutica, laboratorio que casualmente trabaja en estrecha relación con el Ejército estadounidense en su centro de investigación de Fort Detrick. Como casualidad es la campaña de desacreditación de todo producto o tratamiento para tratar el ébola no bendecido por la OMS y la FDA de los que en este mismo número damos cuenta.

En suma, la campaña de terror no parece tener esta vez solo como objetivo vender vacunas o fármacos – aunque también – y obtener fondos de los gobiernos – hay ya más de 1.000 millones comprometidos según la ONU – sino “influir” – por no decir controlar – en los gobiernos de la “zona afectada” por un virus tan sumamente peligrosos que se puede eliminar con agua oxigenada, lejía o cloro. ¡Vivir para ver!

Y en el artículo se expone claramente la «no respuesta» a nivel oficial de planteamientos no farmacológicos, y cuáles son éstos.   Es muy revelador conocer la historia de negación, ninguneo, ocultamiento, de estos productos, terapias, tratamientos.

Los tratamientos naturales que exponen son:

  • la Ozonoterapia,
  • la Fitoterapia según la Medicina Tradicional China,
  • la Plata Coloidal,
  • la Vitamina C en grandes dosis a nivel intravenoso,
  • la Homeopatía,
  • el Dióxido de Cloro o MMS,
  • los diferentes aparatos que utilizan Contra-Frecuencias, y
  • el Par Biomagnético.
  Injustificada, inexplicable, indignante y hasta criminal; así podría calificarse la actitud de las autoridades médicas – españolas e internacionales – al rechazar cualquier protocolo o producto alternativo que pudiera suponer un alivio – o incluso la curación – de los diagnosticados como infectados por el virus del Ebola mientras claman por la falta de recurso terapeúticos; especialmente cuando la propia OMS avala en este caso el uso experimental de fármacos.  Y es que nuestras autoridades sanitarias se han negado incluso a probar un método terapeútico de eficacia reconocida como la Ozonoterapia y eluden valorar otras posibilidades potencialmente útiles.  Es más, la propia OMS, el equipo médico del Hospital Carlos III e incluso Médicos sin Fronteras han respondido igualmente con el silencio.

Interesante ver los siguientes vídeos por si todavía quedan dudas de que «algo huele a podrido»:

«El Ébola se puede curar (con Josep Pàmies)»

«Ébola propaganda de miedo y estafa médica»

A reforzar nuestro sistema inmunológico y a dejar los miedos fuera.  Como dice Josep Pàmies,

«El miedo es lo que mata»

No comments yet.

Deja un comentario

diecisiete − 4 =

Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On YoutubeVisit Us On Linkedin