La Terapia Homeopática Hormonal según Riedweg

Carencia Hormonal

José Angel Vestalder, naturópata y homeópata, nos trae esta semana otro interesante artículo.

Me ha resultado ilustrador saber que hay dos tipos de homeopatía.  La que normalmente se conoce, por lo menos aquí en España, es la que se conoce como homeopatía unicista constitucional; y la homeopatía a la que hace referencia el artículo es la homeopatía compleja, habitual en Alemania, donde trabaja José Angel.  Así describe la diferencia entre ellas:

La homeopatía tradicional, también conocida como “constitucional”, consiste en preguntar al paciente durante bastante tiempo, incluso horas, sobre la mayoría de sus síntomas conocidos para intentar llegar al homeopático constitucional individualizado más adecuado, es decir, un único producto homeopático y en una determinada potencia, sea decimal D, centesimal C o en elevadísimas potencias como L o Q. Por ejemplo, Sufur C200, que luego se administra en pocas tomas, cada varios días, semana o meses.

La homeopatía compleja son compuestos de varios productos homeopáticos en diferentes potencias, por ejemplo, Sepia D6, Allium Satva D12, Cilantro D60, y se toman diariamente varias gotas con un poco de agua, tres veces al día y durante un periodo de tiempo, que oscila de semanas a meses.

“La Terapia Homeopática Hormonal según Riedweg”

Uno de los problemas más comunes en el climaterio femenino y masculino es la carencia de hormonas, que en ambos casos ocasionan bastantes molestias y enfermedades.

En el caso de la mujer son bastante conocidos, aunque en la práctica médica son tratados de forma errónea, ya que los estrógenos artificiales de las farmacéuticas que son frecuentemente utilizados pueden producir por su composición química cáncer de pecho y trombosis.

Los estrógenos alopáticos no son iguales en su composición química a los estrógenos naturales de la mujer y eso ocasiona graves trastornos orgánicos y psicológicos, sin excluir el mencionado cáncer mamario. En el caso del hombre el climaterio masculino apenas se trata, siendo a menudo ignorado en el “corpus docenti”.

El suizo de nacimiento y nacionalidad alemana Dr. Franz Riedweg, desarrolló una innovadora terapia con homeopatía compleja consistente en 10 compuestos de gran efecto sobre el sistema endocrino del ser humano.

Hypophyson C – Actúa sobre la hipófisis produciendo corticotropina.
Está indicada en casos de malignidad (procesos degenerativos), cáncer, particularmente leucemias, glaucomas, granulomatosis linfática, alergias, Alzheimer, Esclerosis Múltiple.
Hipophyson L – Actúa en la hipófisis sobre las gónadas y está indicado en osteoporosis y trastornos venosos.
Phytocortal – Estimula las glándulas suprarrenales (cortisol) en casos de glaucomas, dermatosis, deficiencias inmunológicas, hipertrofias prostáticas, alergias, defectos del crecimiento, particularmente el juvenil, y diabetes mellitus.
Androgenotrop – Estimula la producción de hormonas sexuales masculinas como la progesterona y muy útil en varices.
Arteriotrop – Estimula la producción de arteriotropina en casos de infartos, disfunciones de tiroides y regeneración de discos intervertebrales.
Gestagenotrop – Alopecia femenina, climaterio con osteoporosis, varicosis simples
Immunotrop – Activa la hipófisis y de ahí el sistema linfático, en casos de debilidad inmunológica, incluido el SIDA.
Parathyreotrop – Actúa sobre la paratiroides, importante en la absorción de calcio.
Parkinsontrop – Para casos de demencia y sobre todo Parkinson.

La terapia con los complejos homeopáticos.-

El mejor sistema para comprobar la idoneidad de uno de estos diez complejos es hacer un test radiestésico o kinesiológico, así dispondremos en breve espacio de tiempo de una elección segura.

Normalmente se utilizan en casi todas las enfermedades crónicas ya que el sistema hormonal se encuentra a menudo en disfunción. No olvidemos que dolencias de todo tipo tienen su contraparte psíquica-emocional afectando al flujo hormonal.

Lo más conocido es el climaterio femenino, donde hay síntomas específicos conocidos: cefaleas, sofocos, irritación nerviosa, pérdida de memoria y concentración, alopecia o depresión.

Con los complejos de Riedweg podemos obtener rápidamente muy buenos resultados, pues casi siempre se utilizan los mismos complejos: Hypofison C , Hipofison L, Phitocortal, Gestagenotrop o Arteriotrop. Yo prefiero hacer el test de los diez.

Quiero llamar la atención sobre el climaterio masculino, donde prácticamente no existe terapia alguna, y que se caracteriza por los siguientes síntomas: cefaleas, depresiones, agotamiento continúo, problemas circulatorios, alopecia masculina o incluso burn out (estar quemado), antes conocido por distonía vegetativa.

Mi experiencia es muy positiva ya que en la práctica médica profesional la Endocrinología sigue siendo al igual que en las enfermedades crónicas un escaso bien, es decir, se trabaja con una gran limitación; solo se tratan algunos casos relevantes en la disfunción tiroidal, los estrógenos sintéticos con sus graves inconvenientes y los anticonceptivos.

Aquí la composición de los “complejos homeopáticos”:

Arteriotrop = Ruta D4, Hamamelis D4, Achillea milledolium D4

Parathyreotrop = Viscum Populi D8

Parkinsonotrop = Symphytum off. D4

Thyreotrop = Ledum palustre D4, Heledera hélix D4, Hamamelis D4

Immunotrop = Juglans regia D4, Hamamelis D4, Chelidonium D4

Gestagenotrop = Populus tremula D4, Chelidonium D4, Bellis perennis D4

Phytocortal = Discorea vilosa D5, Bellis perennis D5, Chelidonium majus D5

Hypophyson C = Basilicum D5, Juniperus sabina D5, Viscum Album D5

Hypophyson L = Vitex agnus-castus D5, Silybum marianum D5, Chelidonium majus D5

CompárteloShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn2Email this to someonePin on Pinterest0Share on StumbleUpon0

, ,

No comments yet.

Agradecería que dejaras tu comentario

Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On YoutubeVisit Us On Linkedin