Cómo afrontar el Otoño

Con la estación del otoño ya aquí, que en España le ha costado llegar con un largo “veroño”, ¿cómo podemos cuidarnos mejor?

Según la Medicina Tradicional China, el otoño pertenece al elemento Metal y está relacionado con los pulmones, el intestino grueso, la piel, el sabor picante, con el momento de soltar, de recoger lo que nos es válido para nuestra vida y dejar ir lo que ya no es válido.

La naturaleza nos muestra las características de este periodo dentro del ciclo estacional:

“El otoño es una época en que las cosas se marchitan…Las hojas caídas se descomponen volviendo al suelo…Las flores mustias y los frutos caídos fertilizan el suelo para el crecimiento del año próximo.  La savia de los árboles se asienta en su interior, descendiendo hacia las raíces. Es el momento de eliminar lo innecesario, de guardar sólo aquello que será preciso para el invierno.”

Como en la vida todo es cíclico, ¿cómo afrontar esta época otoñal?

Si nos damos cuenta, los órganos relacionados con el otoño son órganos de limpieza, renovación, de soltar lo que ya no nos sirve.  Mantenerlos saludables nos ayuda a llegar más fuertes para pasar el invierno.

El artículo “La Depuración de Otoño“, ofrece consejos para esto:

  • Fortalecer los pulmones a través de una respiración consciente y profunda.
  • Limpiar el intestino a través de las frutas y verduras de la temporada, añadiendo caldos de estas verduras, además de infusiones como la bardana, el regaliz.
  • Limpiar la piel, con un buen masaje y un cepillo suave que elimine células muertas.

Si bien estos consejos servirían para todas las estaciones, en ésta mucho más.

Es interesante el artículo “En Otoño la naturaleza nos incita a la limpieza interna” que indica que,

El otoño inicia el periodo Yin, momento de interiorizar con el objetivo de restablecer el equilibrio físico-mental liberando a nuestro cuerpo de la carga tóxica a la que está sometido. La naturaleza es generosa a la hora de echarnos una mano; sólo a nosotros nos corresponde aceptarla y aprovecharla o no…Es por ello que esta época del año resulta ideal para imponerse una mínima disciplina que nos impulse a seguir una dieta depurativa por el espacio de tiempo necesario adaptado a cada caso.

El siguiente vídeo nos muestra algunos de los alimentos de esta temporada:

El sabor que según la MTC le corresponde al otoño es el picante.  Por ejemplo, nos ayudará que las comidas tengan un punto de picante, tomar jengibre que además contiene 12 elementos antivirales.  Sabemos que cuando tomamos un poco de picante parece que los pulmones se expandieran y respiramos más profundamente.  Es importante destacar que el sabor en poca cantidad tonifica los órganos relacionados, y en cantidad los pueden dañar.

Una sencilla infusión de jengibre nos puede ayudar en casos de resfriados, bronquitis, faringitis, o a evitarlos.  Hierves agua con unas rodajitas de jengibre o jengibre rallado unos 2-3 minutos – puedes añadirle también un poco de canela en rama -, lo dejas reposar unos 10 minutos, y lo puedes tomas con un poco de limón y miel.  Ayuda a calentar el cuerpo, drena, impide que haya putrefacciones intestinales y aleja la tristeza.

En el libro Entre el Cielo y la Tierra se dice lo siguiente sobre el otoño,

“En correspondencia con el carácter de esta estación, el Pulmón, el órgano del Metal, absorbe el Qi hacia el interior y lo refina, enviándolo hacia abajo para nutrir nuestras raíces con Esencia pura.  Como gobierna la piel, el límite externo del cuerpo humano, el Pulmón nos protege de las invasiones externas y salvaguarda los recurso internos….

Con el otoño llega el sentimiento de recoger, de guardar, mezclado con la sensación de pérdida cuando la luz empieza a debilitarse y el aire se enfría.  El Yin crece mientras que el Yang decrece.  Esta estación es también de cambio, pero así como la primavera era un época expansiva de apertura y de proliferación, el otoño es una época contractiva de recogimiento y de resecamiento. El ciclo se completa en el otoño.”

Disfrutemos el recogimiento del otoño, soltando todo el lastre que vamos acumulando, toxinas de todo tipo, para caminar más liviano durante el invierno.

CompárteloShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn3Email this to someonePin on Pinterest0Share on StumbleUpon0

, , , ,

No comments yet.

Agradecería que dejaras tu comentario

Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On YoutubeVisit Us On Linkedin